Hemos Llegado al Límite

0
229

Por: Ramón Bracamonte

Parece que en El Salvador hemos llegado al límite de la seguridad ciudadana, las actividades criminales de los grupos terroristas se han desbordado a lo largo y ancho del país, por la desidia de las autoridades de seguridad pública y por las malas políticas que implementa el gobierno para contrarrestar la criminalidad.

Agentes de la PNC trabajan escena donde ultimaron a un motorista de microbús de la ruta 16La espiral de violencia que vivimos cada día en nuestras colonias, barrios, comunidades, cantones y caseríos, es uno de los principales obstáculos que enfrenta el desarrollo económico y social en los territorios, donde hasta los alcaldes, párrocos y policías son víctimas de extorsiones y de amenazas a muerte, por parte de los grupos terrorista.

En nuestro país, la situación de inseguridad está tan mal que ni los ciegos, sordos y mudos pueden ignorar esta triste realidad, que nos deja un promedio de más de 11 asesinatos diarios, sin contar los desaparecidos, las extorsiones y las amenazas a muerte, además de centenares de familias desplazadas.

Nosotros no podemos callar esta triste realidad porque nos estaríamos convirtiendo en cómplices de los grupos terroristas, que ordenan a la población ver, oír y callar; como ciudadanos debemos denunciar cualquier actividad criminal de estos grupos para recobrar la seguridad, la esperanza y la libertad.

Un dicho popular señala que “nadie habla mal de su casa aunque se esté cayendo”, pero nosotros no podemos ocultar la realidad que vivimos en este país tan pequeño y tan peligroso para las personas honestas, honradas y trabajadoras.

5891eea6c7abbLa espiral de violencia deja a diario varios millones de dólares en pérdidas, dinero que bien podría invertirse en el desarrollo socioeconómico, generar fuentes de empleo, mayor inversión y oportunidad para los jóvenes, pero hemos llegado al límite de la seguridad pública.

logo

NO HAY COMENTARIOS

Deja un comentario