ISD: Es Necesario Avanzar Hacia un Parlamento Abierto

0
438

Por: Ramón Villalta, Director Ejecutivo de Iniciativa Social para la Democracia.

Han pasado 26 años desde que se firmaron los Acuerdos de Paz, con ello se inició el proceso de democratización en El Salvador; nuevos marcos jurídicos e institucionales favorables a la transparencia, la ética, la prevención y combate a la corrupción y la inclusión de la ciudadanía en la gestión y función pública han surgido, fortaleciendo el ejercicio de la representación y la participación en el gobierno; sin embargo, aún persisten prácticas de gobierno determinadas por la herencia autoritaria y patrimonialista que ha marcado las relaciones entre la ciudadanía y el Estado, que niega o restringe el derecho a la participación ciudadana, con altos grados de opacidad y corrupción y reglas permisivas a la evasión y elusión, que reduce el valor de la ciudadanía al “voto” y no como sujeto de derechos, aislando y excluyendo a la ciudadanía del espacio público; que ha generado apatía, clientelismo, sumisión, populismo y una cultura del favor, entre otros efectos perversos que han provocado más pobreza y desigualdad.

Tal como lo ha aclarado la Sala de lo Constitucional, “en la democracia, el ejercicio de la representación como regla constitucional no elimina la participación del pueblo, ya que es éste el que designa a sus gobernantes”; son “las manifestaciones del derecho de libertad de expresión, asociación y otras las que habilitan a la sociedad para que sus opiniones sean válidas dentro del sistema político”, reconociendo que “la democracia tiene por sujetos a la ciudadanía…” y “los partidos políticos son instrumentos de la democracia que tienen una función mediadora o articuladora en la representación política reconocida en la Constitución”.

Así, las características más importantes de los gobiernos es ofrecer componentes de participación e interacción con sus integrantes. Cabe mencionar que los sistemas democráticos recaen, significativamente, sobre la existencia de mecanismos de participación ciudadana. Cuanto mayor sea el nivel de aportación ciudadana en los procesos políticos y sociales de un país, más democrático es un sistema.

En septiembre de 2011, el Gobierno de El Salvador firmó un compromiso internacional denominado Alianza de Gobierno Abierto (AGA), a la cual pertenecen, hasta la fecha, 75 países a nivel mundial. Mediante esta Alianza, el gobierno se comprometió a implementar diferentes medidas a través de la formulación de planes de acción que permitirían mayor acceso a la información pública, promoverían la rendición de cuentas y elevarían la participación ciudadana a través del uso de nuevas tecnologías de la información. Esta iniciativa ha propiciado la creación de espacios como el Observatorio de la Alianza de Gobierno Abierto, en la que participa el gobierno y la sociedad civil, espacio mediante el cual se generan procesos de consulta para la identificación de compromisos y el seguimiento para el cumplimiento de los mismos.

Consideramos que la transparencia es un pilar fundamental para consolidar la democracia, y para lograrlo es importante el compromiso de los órganos de Estado y sus dependencias gubernamentales, que propicien una gestión que garantice el acceso a la información, la rendición de cuentas y abran las decisiones a la consulta ciudadana.

Una muestra clara de voluntad política es que todos los funcionarios que participan de la elección se comprometan con los ciudadanos para promover la transparencia e incluyan dentro de sus ofertas electorales compromisos para impulsar una agenda por la transparencia, la rendición de cuentas, la participación ciudadana, la probidad y la lucha contra la corrupción y la impunidad.

Consideramos necesario, que todos los candidatos a Diputados y Diputadas de la Asamblea Legislativa 2018-2021, partidarios y no partidarios, firmen una declaración pública mediante la cual se comprometan a impulsar la construcción de un Plan de Acción por la Transparencia y el Parlamento Abierto, basado en cuatro ejes esenciales: a) Acceso a la Información Legislativa, b) Consulta ciudadana para la toma de decisiones, c) Rendición de cuentas sobre sus decisiones y d) Sesiones abiertas y transparentes.

logo

NO HAY COMENTARIOS

Deja un comentario